maquillaje-para-novias-yolanda-gamez-fuengirola
jul 24, 2015
Yolanda Gámez
0
484

El maquillaje perfecto para el día de tu Boda.

La entrada de hoy va dedicada a vosotras chicas, a ese día tan especial como es el día de vuestra boda, momento de vuestras vidas que tanto habéis preparado y que obviamente todo tiene que salir perfecto.

Cada apartado de esta celebración es especial e importante, la iglesia elegida, el lugar de la celebración, el vestido, zapatos… y como no el maquillaje y el peinado, y en esta sección es donde entro yo.

Este apartado del día de vuestra boda, maquillaje y peinado, es una de las partes más importantes de dicho día, ya que aparte de haceros sentir guapas, seguras y cómodas, es algo que quedará plasmado para siempre en el reportaje y fotos del evento, que realmente es lo que tendréis como recuerdo personal para vosotros, y lo que ensañareis en muchas ocasiones a amigos y familiares.

Este tipo de trabajo, lo preparo y organizo de una manera muy personal con cada clienta, porque como mujer y profesional, conozco la importancia que requiere hacerle este servicio a una novia, y que cada detalle tiene que ser minuciosamente ajustado a las necesidades de cada una de ellas.

En un primer lugar, cuando la novia se pone en contacto conmigo, se pide información de los detalles de la boda, tipo de vestido, si la celebración se basa en alguna temática, hora del evento, iglesia, restaurante… cualquier dato que nos ayude a enfocar que tipo de maquillaje y de peinado le vamos a realizar, para que quede totalmente acorde al conjunto de ese día.

Por ejemplo, la clienta me comenta que el vestido es color marfil cogido al cuello, que el ramo y la decoración del restaurante son burdeos y que la hora de la boda es tarde/noche…  Pues mi propuesta ante esto será (sin entrar en detalles) que el peinado sea  tipo recogido, quedando el cuello liberado, para que no se sature con el vestido que llega hasta esa zona, y el maquillaje lo enfocaría a un ojo bastante marcado, porque la hora de la boda, al ser tarde/noche me lo permite, y el tono de la sombra, trabajaría con la gama de los burdeos, haciendo así que el maquillaje quede a juego con el ramo y la temática del restaurante. Teniendo en cuenta los ojos, para los labios, podríamos enfatizarlos con tonos rosáceos, o por el contrario, maquillarlos en tonos más “nude”, dejando que la importancia del maquillaje se centrara en los ojos… ambas opciones están de tendencia, aquí ya entra un poco el gusto de la clienta y de cómo ella esté acostumbrada a maquillarse en su día a día, ya que no es lo mismo una persona que por motivos de trabajo o gustos vaya maquillada a diario, a otra persona, que no se maquille casi nada (solo en ocasiones de fiesta y demás) o la persona, que en raras ocasiones o nunca se maquilla.

Yo soy de la opinión, que el maquillaje y el peinado, tienen que ir en consonancia a la personalidad de la novia. No se puede generalizar con la típica frase de “la novia tiene que ir natural”… ya que como antes he comentado, si una mujer de normal, usa base de maquillaje y se marca ojos en ahumado (tan de moda actualmente), ese día se vería rarísima con un maquillaje natural, se sentiría casi como si no fuese maquillada, y ante todo, el día de su boda, la novia tiene que ir siendo ella, solo que especialmente preparada para ese momento.

Una vez observado todos esos detalles, y estudiado el tipo de peinado y maquillaje que le pueda favorecer a mi clienta, se fija la fecha para hacerle la prueba de ambas cosas. La prueba del maquillaje se hace en medio rostro y siempre intento llevar varias propuestas, donde la clienta, basándose en ellas y en mi consejo, irá haciendo los retoques oportunos, hasta que poco a poco, se llega al trabajo final perfecto para ella.

Una vez decidido el maquillaje y el peinado, me anoto todo lo referente al trabajo a realizar, referencia de los colores usados, gama y tipo de base de maquillaje, correcciones y visagismo que le haremos al rostro… y por supuesto, fotos tanto del rostro como del peinado.

Tras muchos trabajos de este tipo, he observado, que dependiendo del tipo de maquillaje por el que la persona se decide, se pueden enmarcar en tres tipos de novia: Novia Natural, Novia Clásica y Novia Sofisticada… siendo la Natural lo más clásico, y la Sofisticada, lo más atrevido.

Novia Natural: Se busca naturalidad 100%, este maquillaje se le hace a una novia, que normalmente no se maquilla nada, y que obviamente, no está acostumbrada a verse maquillada. El fondo de maquillaje, lo pongo fluido, que es el que deja un aspecto más natural, y los colores que se trabajan en el rostro se mueven dentro de la gama de los tierra, teja, colores que den naturalidad tanto en ojos como en labios.

Novia Clásica: En este maquillaje, también predomina la naturalidad, pero normalmente se atreven con algo de más color en las sombras y en los labios, y me permite enfatizar algo más el ojo y los labios.

Novia Sofisticada: Este maquillaje lo pide una novia, acostumbrada a maquillarse en su día a día, y que para su boda, obviamente quiere algo así solo que más especial, sofisticado y trabajado. Me permito usar gama de colores más atrevidos, ojos muy marcados, labios que resalten… En resumen, un maquillaje mucho más laborioso y artístico.

Obviamente, en cualquiera de estos maquillajes, yo uso previamente fijadores tipo “Primer” (tanto para el rostro, como para los ojos) que hace que el maquillaje quede adherido durante todo el día, y a la vez, dará a la piel un tacto y aspecto aterciopelado, que también me ayudará para un resultado excelente a mi clienta.

Independientemente, del tipo de maquillaje que realice para un día así, hay unos pasos comunes que cualquier trabajo de estética a la novia debe llevar, como son tratamientos faciales tales como hidrataciones previas, nutriciones de la piel, limpiezas, iluminaciones… Yo ofrezco y realizo estos tratamientos a mis clientas si ellas quieren y lo necesitan, pero también pueden realizárselos en su centro de estética habitual.

Por último destacar, que para estos trabajos, normalmente me desplazo al domicilio de mis clientas, evitándole así nervios por horarios, tener que coger el coche o depender de que alguien las lleve, que se les hace tarde, que no llegan, cosillas habituales en ese día y que al salir de casa, se pueden encontrar contratiempos y hacer que todo se retrase en un día que está todo medido al segundo, y no se pueden dar el lujo de que algo falle.

Eso es todo, espero os haya sido de interés toda esta información, y que os pueda ser útil por si alguna de vosotras estáis en esta etapa de vuestra vida como es la organización y celebración de vuestra boda… solo me queda decir…

¡¡QUE VIVAN LOS NOVIOOOOS!!

Un saludo y nos vemos en la próxima entrada.

 

POST CATEGORIES

POST TAGS